Haga la elección correcta Florida

by Thomas Kennedy | September 13, 2018 7:00 am

Credit: Adobe Stock

El 28 de agosto de 1963, el Dr. Martin Luther King, Jr. se paró al pie del monumento a Abraham Lincoln en Washington D.C. para pronunciar su histórico discurso “Tengo un sueño.”

El 28 de agosto de 2008, el expresidente Barack Obama se subió a un escenario en Denver y aceptó la nominación Demócrata para presidente de Estados Unidos.

El 28 de agosto de 2018, el alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum, hizo historia al convertirse en el primer candidato negro para gobernador en el estado de Florida.

La victoria de Gillum fue un repudio a la narrativa dominante presentada por asesores políticos  y expertos en medios de comunicación media. La campaña electoral para convertirse en el candidato demócrata para gobernador fue muy cara. Los candidatos Gwen Graham, Jeff Greene, Chris King y Phillip Levine colectivamente gastaron 90 millones de dólares contra los 4 millones de Gillum. Gillum casi no tuvo anuncios de televisión hasta las últimas semanas de su campaña.

En cambio, la campaña de Gillum invirtió considerablemente en la organización de campo y en establecer conecciones con los grupos de base en el terreno, sin importar cuán pequeños eran. Una última afluencia de efectivo y apoyo de organizaciones nacionales como NextGen y Indivisible, así como las organizaciones estatales FLIC Votes, New Florida Vision Pac, Dream Defenders Action y Organize Florida finalmente marcaron la diferencia, ya que superó a Gwen Graham, que era percibida lider hasta la noche de la elección.

Claramente Andrew Gillum hizo historia el 28 de agosto porque centró su campaña en los temas que familias trabajadoras en la Florida encaran todos los días. Gillum proviene de un entorno de clase trabajadora. Hijo de un conductor de autobús y un trabajador de construcción, fue el primero en su familia en graduarse de la universidad y se convirtió en el alcalde electo más joven de la ciudad de Tallahassee.

Cuidado de la salud para todos. Regular a la agencia ICE. Luchar contra la influencia financiera del grupo de armas NRA. Invertir mil millones en educación. Restaurar los derechos de voto. Poner fin la ley de defensa “stand your ground.” Proteger el agua potable de la Florida. Legalizar la marihuana. Hacer ley el salario mínimo a $15 por hora. Esas son las posiciones progresistas y populares que le permitieron enfrentarse a otros cuatro candidatos, todos ellos millonarios a excepción de él.

Su oponente para la elección general es el Representante Ron Desantis, un republicano quien a menos de doce horas de los resultados de las elecciones primarias comenzó su campaña con comentarios racistas, diciendo que los floridanos no deberían “monear” – específicamente en inglés dijo: “monkey this up” –  votando por Gillum.

La campaña de Desantis carece de sustancia real y se ha centrado únicamente en idolatrar al Presidente Donald Trump, animando su base racistas y extremistas.

Desantis lanzó el aviso político más bochornoso  de las elecciones primarias.En este, se muestra adoctrinando a sus hijos en el culto de #MAGA, el eslogan político usado por Trump.

Desantis construye una pared con bloques de lego sobredimensionados con sus hijos mientras proclama con entusiasmo “construye el muro,” como si asistiera a una manifestación de Trump. Desantis lee el libro de Trump The Art of the Deal y le dice a su hijo: “Me encanta esta parte, y luego el presidente dijo que estás despedido.” Se muestra a Desantis vistiendo a su bebé con un pijama con el lema “Make America Great Again” de Trump.

Más de 40 apariciones en Fox News, la mayoría de las cuales la paso desparajeando la investigación de Mueller, supuestamente llamaron la atención de Trump y lo convenció a respaldar a Desantis. El endoso finalmente le permitió aplastar al comisionado de Agricultura Adam Putnam en la primaria.

Los Floridanos tendrán la oportunidad en noviembre de elegir a Andrew Gillum como gobernador, alguien que hará avanzar a nuestro estado y luchará en nombre de las familias de clase trabajadora. La alternativa es Desantis, alguien que solo se ha comprometido a luchar en nombre de Donald Trump y sus políticas destructivas.

Haga la elección correcta Florida.

Related Articles

Share
Tweet
Share

Join Us

x